Fondo de Becas Álvaro Ugalde

Hace poco menos de un año, el campo de la conservación perdió a uno de sus íconos, y tanto Osa como el Parque Nacional de Corcovado perdieron a su más grande defensor.

El Parque Nacional de Corcovado, la joya de Osa, abarca un área de aproximadamente   50,000 hectáreas y fue  establecido en  1975. La fundación de este y otros parques nacionales fue dirigida por un pequeño grupo de tenaces conservacionista y visionarios, entre ellos  Álvaro Ugalde Víquez. La contribución que Álvaro Ugalde hizo en términos de conservación se extiende  mucho más allá del este parque y la Península de Osa – pero lo cierto es que él nunca ocultó el hecho de que Corcovado era su parque favorito y Osa  su más querida región de Costa Rica.

10940486_10205592669276888_3919711433076589121_n

Con ese fin, permaneció involucrado como miembro de la Junta Directiva de Osa Conservation, y continuó siendo una voz en pro de la defensa de la Península de Osa hasta el fin de sus días. Ambos los parques y el hombre responsable de su creación tienen un lugar permanente en la historia y el los corazones de muchos tanto en Costa Rica como en el extranjero. El legado de  Álvaro continuará latente a través de los esfuerzos que hoy en día se llevan a cabo para propagar su trabajo, visión y deseo de capacitar a otros con las habilidades necesarias para hacer la diferencia en la lucha por proteger la biodiversidad y los ecosistemas de Osa.  

Con el apoyo del fondo Blue Moon y otros donantes individuales, Osa Conservation creó el Fondo de Becas Álvaro Ugalde con la intención de promover la involucración de jóvenes en la conservación de la Península de Osa.  

Dichas becas permitirán a los jóvenes trabajar lado a lado y aprender junto con biólogos dedicados a la conservación, guardaparques, educadores ambientales, activistas comunitarios y otros entes comprometidos a proteger la hermosa península que Álvaro amaba, y a la cual dedicó su vida.

Orgullosamente anunciamos que este año el Fondo de Becas Álvaro Ugalde otorgará becas a los siguientes aplicantes: Cristian Castillo Salazar, Phoebe Edge, y Laura Robleto Villalobos.

Cristian Castillo Salazar está dedicado a la conservación de murciélagos. Su principal objetivo es estudiar el impacto que han tenido las comunidades humanas urbanas sobre la población local de murciélagos e implementar estrategias proactivas para su conservación. Tiene la intención de determinar cuales son los refugios artificiales que le resultan más eficientes a dichas poblaciones de murciélagos viviendo en áreas locales o zonas en construcción, y así prevenir tanto la pérdida de hábitat como el detrimento de las especies.  Un elemento importante de su objetivo principal es educar a la comunidad de La Palma a través de talleres y presentaciones, con el fin de inculcar la importancia que tiene la conservación de los murciélagos en la península.  

Phoebe Edge va a proporcionar importante entrenamiento técnico en las áreas de recolección de datos, técnicas para asegurar el manejo correcto de inventarios biológicos y administración ambiental a estudiantes en múltiples disciplinas.

Los estudiantes aprenderán los principios de ambos las investigaciones de rutina y el mantenimiento de los criaderos de tortugas marinas en Playa Carate. Asimismo, proveerán a COTORCO con la muy necesitada asistencia en lo referente a las patrullas nocturnas de las playas.

Laura Robleto Villalobos utilizara su beca para adquirir una unidad GPS y así poder documentar los puntos de inflexión en el terreno del Parque Nacional El Rincón. Su intención es integrar también una unidad de GPS  (Sistema de posicionamiento global) como parte de dicho proyecto, con el fin de adquirir datos relacionados con la calidad del agua en la zona.  

Utilizando esta información , Laura será capaz de hacer sugerencias relacionadas al uso del terreno que beneficiaran la calidad del agua en la cuenca del Río Rincón y creará un modelo de conservación que podrá beneficiar a otras cuencas en la Península de Osa.