Prevención de plásticos en paraíso

Blog Post por Noelia Hernández, Coordinador de los programas marinos

Cuando visitas por primera vez las playas de Piro y Peje Perro, sientes así como  estuvieras dentro de una película donde un náufrago llega a una de esas playas paradisíacas, vírgenes, donde en lugar de cientos de turistas estás rodeado de naturaleza, tranquilidad y belleza allá por donde mires. Los árboles, la neblina al fondo, las aves volando, las olas rompiendo con fuerza, incluso la oportunidad de ver especies tan carismáticas como lo son las tortugas o las ballenas, todo idílico que hace pensar que estás en un sueño o en el escenario de una película. Por desgracia, un regreso a la triste realidad comprueba que, al igual que muchas otras playas, estos paraísos alejados de las grandes urbes también sufren la presencia de plásticos.

Plásticos encontrados en la playa Peje Perro durante la patrulla de tortugas marinas.

 

Gran pieza de foam encontrada en playa Peje Perro.

¿Cómo es posible que un sitio tan idílico tenga tantos plásticos? Si, ya sabemos que mucha basura acaba en el mar y por las corrientes regresa a la costa. Pero, ¿cómo hemos llegado al extremo de arrojar al mar 8 millones de toneladas de residuos cada año? Para que se hagan una idea esto es el equivalente en peso a 800 torres Eiffel. Con estas cifras no es de sorprenderse que se hayan formado cinco grandes islas de basura en los océanos. Lo que vuelve a sorprender es que las dimensiones de sólo una de las islas de basura del Pacífico se estima en 1,6 millones de km2, tres veces el tamaño de Francia. Si, han leído bien: ¡tres veces Francia! Cuesta imaginarlo, pero no hace falta pensar en esas cifras ni alejarse mucho para darse cuenta de la magnitud del problema.

Cantidad de plásticos recogidos en 5 horas por los asistentes de investigación de tortugas marinas.

Por eso, Conservación Osa está dedicado a mantener inmaculadas las playas de Osa, mientras busca maneras de combatir el problema más grande de plásticos. En nuestro ultimo esfuerzo para limpiar las playas, tres miembros del equipo de tortugas marinas recogieron cerca de ocho bolsas de basura de unos 100L cada una…¡y en solo unas pocas horas! Al separar los diferentes tipos de residuos para su reciclaje se decidió analizar las etiquetas y tapones de las botellas de plástico encontradas y se observó que la gran mayoría de plásticos procedían de Asia.

Miembros del programa marino y ríos saludables separando los diferentes plásticos para su posterior reciclaje.

 

Resultado de analizar la procedencia de los tapones y etiquetas de las botellas encontradas. Foto: Mónica Espinoza.

Cuando se ve toda esa basura en un sitio como Piro, o Peje Perro, se empieza a cuestionarse si será verdad lo que dicen que para el 2050 va a ver más plásticos que peces en el mar. Imaginar lo que sería un mar sin peces y completo de basura. ¡No gracias! La buena noticia es que entre todos aún estamos a tiempo de cambiar esto y ya se han iniciado medidas al respecto. El Cantón de Osa ha sido pionero en Costa Rica en eliminar todo el plástico de sus locales, y para el 2021 a nivel nacional estarán prohibidos todos los plásticos de un solo uso. Pequeños gestos diarios—como llevar su propia bolsa de tela al supermercado, no utilizar pajillas ni cubiertos desechables, usar botellas de agua reutilizable y evitar envases de un solo uso—consiguen tener un gran impacto.

¿Y tú, te unes a la batalla contra el plástico? #BreakFreeFromPlastic #ForgetPlasticIsFantastic

Integrantes del Programa marino y Ríos saludables.

Nota: Para incrédulos, o curiosos, les invitamos a leer los estudios realizados por Jambeck y colaboradores en el 2015, así como el trabajo realizado por Lebreton y colaboradores recientemente publicado en Scientific Reports.

Contact popular website support company to fix WordPress Errors with Geometricbox

This entry was posted in . Bookmark the permalink.