Aves, Aves, Aves: El Monitoreo Avían y La Conservación en la Península de Osa

Por Karen Leavelle

Imagínese caminando por un bosque tropical de viejo crecimiento de tierras bajas en la madrugada, justo antes de que el sol comience a subir. Aquí usted se encuentra rodeado por el aire fresco de la mañana, una cacofonía de vida salvaje y un coro de literalmente cientos de aves. Este bosque tropical de la tierra baja en particular es uno que encuentra el Rio Esquinas que desemboca en el Golfo Dulce y corta a través del Parque Nacional Piedras Blancas y Lomas de Sierpe. Estas dos áreas son áreas protegidas sumamente importantes que forman parte de un corredor biológica que conecta con las Humedales Nacionales Terraba-Sierpe. Este bosque tropical de tierra baja en particular en el lado de Lomas, que es propiedad de y está protegido por Conservación Osa, tiene un toque de palmas mixtas de ribera, una gran variedad de especies de árboles del bosque tropical, ganchos, lianas y heliconias grandes y una estructura de vegetación muy complejo y típico de los bosques primarios y de viejo crecimiento. ! Este es el Sendero de Las Aves !

 

Ahora, de nuevo, imagínese caminando por este bosque en una mañana despejada en el verano y se entera de unas aves muy interesantes. Primero, oye la canción casi misteriosa y fantasmal del Tragón bairdii alta en el dosel en la distancia. Después encuentra unos Ermitaño Colilarga de la familia colibrí corriendo en un frenesí de actividad de cortejo. Después oye el golpe doble de una pareja de el carpintero real y mira hacia el cielo a ver que están excavando un nido en un gancho de gran grosor cuando directamente debajo hay tres pájaros carpinteros de nuca dorada, un especies endémico de la región de Costa Rica y Panamá, también preocupados con un nido.

 

Continua a serpentear a través de este ambiente rico y diverso y oye unos pipras mentalis cantando y mira hacia el cielo y ve cinco hembras todas juntas en el mismo árbol. Las hembras junto con los machos están involucradas en una exhibición del cortejo. ¡Es un lek de pipras mentalis! En este escenario los machos coloridos están haciendo una pantalla casi como un baile en las ramas abiertas para atraer una hembra reproductora. Ella está allí en el banquillo para escoger el macho lo más atractivo.

 

Ahora finalmente cuando está involucrado en observar estas pipras bailar, empieza a oír un rebaño forrajeo de especias mixtas moviendo por la montana hacia usted y después otro rebaño acercando desde la otra dirección. No hay ningunas palabras para describir como es a tener más de 50 especies, por no mencionar el gran numero de parejas en el lek del manakin, y cientos de individuales desde la tapa del dosel hasta el suelo, cazando por insectos y forrajeando por fruta cuando viajando juntos entre cada rebaño. Esta experiencia es poco menos que increíble.

 

Aquel día fue un día mía en el parte principal de marzo de este ano, 2013 cuando muestrea aves a través de transectos de punto para El Programa del Monitoreo Avían de Conservación Osa. Cada año hay gente que muestrea durante la temporada de reproducción para aves residentes y el periodo de hibernación de migrantes neotropicos en y alrededor del centro de investigación de Piro, el Centro de Conservación Greg Gund en la Península de Osa, y Lomas de Sierpe ubicado en el lado noreste del Golfo Dulce.

 

El Monitoreo empezó en 2010 para establecer un base de especies de aves presente en estas propiedades y para tomar muestras de aves en años posteriores para empezar a estimar las densidades y las abundancias de los especies objetivos y para determinar la composición de la comunidad avían, especialmente en las áreas gestionados en proceso de restauración. Hay un enfoque particular en aves neotropicos migratorios considerada de interés para la conservación en sus territorios de crianza en el norte como el verdín alidorado y también aves residentes que necesitan esfuerzas de conservación como el trogon bairdii y el  Había atrimaxillaris que viven en estas áreas.  Estratificado por tipo de hábitat y elevación podemos determinar hábitats, tipos de vegetación y los factores abióticos que son asociados con estas especies para entender mejor su ecología tan como sus necesidades para la conservación para desarrollar estrategias para protegerlos.

 

Datos de referencia sólidos ha sido establecido y resultados están empezando a revelar comunidades de aves distintos y diversos y densidades de especies especificas en hábitats que varían desde el crecimiento de los helechos y los arbustos de la sucesión temprano, plantaciones de madera dura, bosque más viejo de crecimiento secundario y de crecimiento primario en cada locación de Conservación Osa. Resultas del monitoreo al largo plazo va a ayudar a las especialistas en conservación y gerentes a desarrollar maneras de rastrear especies sensitivos y proteger los hábitats en que dependen.

 

Para más información, visite a www.osaconservation.org o contacte a [email protected]

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.