Estudiando la Vida Contenida de Aqua Dulce en el Osa

Escrito por Jim Palmer, Creek Connections. Publicado por Florencia Franzini

stream.8

La semana pasada, estudiantes locales de Puerto Jiménez tuvieron la oportunidad de descubrir lo que vive en los ríos que fluyen por su pequeña ciudad y la increíble cantidad de química y de biología que se dedica a mantener sus fuentes de agua limpia y saludable.

 

Liderados por el biólogo veterano Jim Palmer – fundador del programa Conexiones Creek en Allegheny College – los voluntarios y los personal de Conservación Osa trabajaron con ocho estudiantes de sexto grado, un profesor y varios padres de la escuela pública local en Puerto Jiménez, durante tres días, para estudiar la la diversidad biológica, la calidad del agua y la química de las vías fluviales de la Península de Osa. CO y los estudiantes locales se unieron con internos y personal de Conexiones Creek, y también con personal del Centro de Investigación del Agua Stroud de Avondale, PA y el Instituto Nacional de Biodiversidad de Costa Rica.

 

El Domingo, los estudiantes se dividieron en equipos para estudiar Quebrada Ignacia, una pequeña corriente que atraviesa Puerto Jiménez, y llevaron a cabo pruebas básicas de la composición del agua, y frentes quimicas como el nitrógeno, el fósforo y los niveles de oxígeno disuelto, así como la turbidez (sólidos disueltos totales) y los niveles de pH. Tambien propusieron examinar los macroinvertebrados que habitan la corriente, como insectos, moluscos, arácnidos y crustáceos, y como ellos pueden actuar como indicadores de la salud de las corrientes, pero el agua de este río era demasiado profundo y limoso para recogerlos a mano. Por suerte, el personal de Conexiones Creek trajeron unos ‘macros’ en vivo desde Río Piro para que los estudiantes puedan obtener una vista previa de lo que iban a ver al día siguiente.

stream.12

Gerente de Educación de la Comunidad Pilar Bernal muestra a los estudiantes cómo llevar a cabo las pruebas básicas de la química del agua.

Los estudiantes clasifican macroinvertebrados traídos de Río Piro.

Los estudiantes clasifican macroinvertebrados traídos de Río Piro.

Luego, el Lunes por la mañana, los estudiantes se unieron con el Dr. Palmer y otros en la Estación Biológica de Conservación Osa Piro para continuar sus estudios de calidad de agua en los arroyos que fluyen en el lado occidental de la península. Después de una breve introducción a la importancia de los indicadores químicos y biológicos clave de la salud del arroyo, los estudiantes hicieron la corta caminata hasta el cruce de Río Piro y Río Coyunda, donde se llevaron a cabo las mismas pruebas químicas que habían realizado el día anterior en la Quebrada Ignacia. Funcionarios de Conexiones Creek demostraron la técnica de reds surber para las muestras de la biodiversidad acuática en cada corriente, y los estudiantes clasificaron la gran diversidad de macroinvertebrados que recogieron en redes sobre la base de si indican excelente, buena, regular o mala salud del arroyo. El personal del Centro Stroud y el Instituto Nacional de Biodiversidad también ayudaron a los estudiantes a identificar los insectos acuáticos y varias especies de peces de los arroyos. Luego, los estudiantes resumieron sus resultados en grupos.

 

Los estudiantes crearon una estación de monitoreo de aguas de campo en el cruce de los ríos Piro y Coyunda.

Los estudiantes crearon una estación de monitoreo de aguas de campo en el cruce de los ríos Piro y Coyunda.

En general, los estudiantes midieron la diversidad biológica acuática significativamente más alta tanto en el Río Coyunda y sitios del Río Piro que en comparación con Quebrada Ignacia. Quebrada Ignacia tenía niveles de turbidez y salinidad mucho más altos en comparación con los Ríos Piro y Coyunda, muy probablemente debido a la fuerte influencia del estuario del cercano Golfo Dulce. Los estudiantes encontraron que Rio Coyunda fue significativamente más alcalino que Río Piro y plantearon la hipótesis de que se debió a la presencia de más rocas de origen caliza con alto contenido de calcio en Río Coyunda. Los tipos y la abundancia de macroinvertebrados presentes colocan tanto Ríos Piro y Coyunda en el extremo superior de la categoría de “regular” en términos de la calidad del agua. Estudiantes notaron que ambas corrientes tuvieron un alto número de caracoles en las rocas.

stream.14

RFA David Parreño ayuda a los estudiantes llevar a cabo pruebas básicas de la química del agua en el Río Piro.

El martes, el Dr. Palmer y personal de Conexiones Creek se unieron con los mismos estudiantes por tercera vez en la oficina de Conservación de Osa en Puerto Jiménez para la práctica adicional en la clasificación y la identificación de los indicadores de invertebrados de la calidad del agua. En la oficina de OC, los estudiantes usan microscopios para examinar las adaptaciones clave de algunos de los invertebrados de cerca. Dr. Palmer y Pilar Bernal, Gerente de Educación de la Comunidad de OC, concluyeron las sesiones con un resumen de las principales conclusiones de los tres días de estudio y diversión “laboratorio práctico” que empujó a los estudiantes a colocar correctamente especímenes preservados de la colección de referencia de la delincuencia organizada en la categoría indicador apropiada.

Los estudiantes recogen macroinvertebrados usando un red de patada.

Los estudiantes recogen macroinvertebrados usando un red de patada.

stream.pj_.2

Los estudiantes examinan los macroinvertebrados con el uso de microscopios.

Los estudiantes comparan las muestras tomadas de Río Piro contra muestras de la colección de referencia de OC.

Los estudiantes comparan las muestras tomadas de Río Piro contra muestras de la colección de referencia de OC.

Los estudiantes clasifican los invertebrados en categorías basadas en los indicadores de salud de la corriente.

Los estudiantes clasifican los invertebrados en categorías basadas en los indicadores de salud de la corriente.

Durante este taller de tres días, los estudiantes estaban aprendiendo rápido y con ganas de volver a la estación de campo para más actividades. Conexiones Creek y Conservación Osa esperan para seguir ejerciendo esta misma clase en evaluaciones continuas de calidad del agua de la Quebrada Ignacia para detectar patrones estacionales y de largo plazo, y también alentar y apoyar a estos mismos estudiantes a diseñar sus propios proyectos de investigación de flujo a medida que avanzan hasta la escuela secundaria.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.