¡Llegamos, los Aliens!

Escrito por Luis Albero Williams Fallos

Programa Humedales: hacia una nueva relación ONG-Actores locales.

Nos encontramos en mitad del proyecto “Conservación y manejo de recursos boscosos e intermareales en el Humedal Nacional Térraba Sierpe”. Nuestros socios locales: APREMAA, una Asociación local de piangüeros y pescadores, ubicados en Ajuntaderas, una pequeña comunidad en el pacífico sur de Costa Rica. Son un grupo recién formado que busca el bienestar de su comunidad y la conservación del Humedal.

APREMAA, así como gran parte de organizaciones comunales en el país, mantiene un alto grado de desconfianza en el trabajo de organizaciones externas que desde una visión citadina y con aspiraciones “primermundistas”, realizan investigaciones, proyectos, estudios, diagnósticos, etc.

 

"¿Alguien extraño en la foto?". Equipo de CO durante entrevistas locales para el diagnóstico de APREMAA.

“¿Alguien extraño en la foto?”. Equipo de CO durante entrevistas locales para el diagnóstico de APREMAA.

Un ejemplo. Imagine que un OVNI aterriza frente a su casa. Sí es raro, yo sé, pero imagínelo. Del OVNI aparece un Alien, y por alguna razón logra comunicarse con ud. No es el mismo idioma, pero se entienden. Él quiere saber de su vida y cómo ve la vida en este planeta. Usted aprovecha para contarle sus problemas, todos, guerras, hambre, misoginia, todos. No está mal, uno pensaría que un Alien tiene los recursos para solucionarlos. Él, muy atento, lo invita a detectar y analizar las causas de esos problemas (mediante talleres y reuniones). Ud habla mientras él documenta todo lo dicho. Una vez recopilada y analizada la información, lista para ser publicada en alguna revista especializada intergaláctica, el Alien toma su nave y se va pero los problemas y la esperanza de solucionarlos se quedan acá. Ud supongo, no le abriría más las puertas de su casa a un Alien.

Este ejemplo, quizás irónico, refleja parte del trabajo que muchas ONG, como nosotros, han realizado sobre los grupos locales, de la visión que muchos de estos grupos tienen del trabajo de ONGs como nosotros y del recelo que han creado este tipo de vínculos.

Este recelo, muy bien justificado, se ha convertido en reflejo del trabajo que las ONG hemos realizado con los grupos locales. Y es que nos hemos acostumbrado a irrespetar a los grupos comunales con limosnas o extrayendo y apoderándonos de la información y conocimiento local como si fuera oro. Operamos como observadores distantes, como “Aliens” que imponen conocimientos externos. Porque lo hemos hecho, a veces sin darnos cuenta, a veces adrede, pero lo hemos hecho.

Es por esto, que desde el equipo del Programa Humedales, queremos sugerir e incorporarnos a otro tipo de trabajo, digamos, al revés, uno que va desde los pies a la cabeza. Es decir, uno que, por un lado, comprenda a fondo desde dónde trabajamos y las necesidades locales. Y por otro, que estas necesidades deben ser resueltas. Así, sin más, deben resolverse. Esto por supuesto, como parte de una dinámica general de construcción de conocimiento y soluciones compartidas realistas.

Algunos de los más importantes cambios percibidos en la dinámica interna de la Asociación y la relación con nosotros han sido:

  • Paso del recelo y desinterés al trabajo conjunto durante varias sesiones largas de trabajo (5-6 horas) donde han expresado, a pesar del cansancio, el entusiasmo por entender y resolver sus problemas.
  • Han conformado equipos de trabajo entre asociados con algún tipo de conflicto. Se unieron a pesar de las diferencias para cooperar con y fiscalizar el trabajo.
  • En cada sesión de trabajo vemos la seguridad que cada miembro de la Junta Directiva va tomando consigo mismo y con el grupo. Las relaciones entre ellos y con nosotros son cada vez más horizontales. Se está reconociendo al otro como socio-compañero de trabajo.
  • Por nuestra parte, parte fundamental del trabajo ha sido la transparencia y sinceridad. No queremos investigarlos, sino trabajo serio en conjunto y colaborativo. Sobre esto hemos sido enfáticos dado los antecedentes, aún vigentes, del asistencialismo en la zona.
  • También nos hemos comprometido a llevar, en cada visita, productos puntuales generados de la visita anterior. Tanto la información obtenida como respuestas a problemas inmediatos. Esto permite a los asociados ver que el trabajo requiere esfuerzo constante entre ambas partes.
  • Hemos sido enfáticos en el respeto y realce de los conocimientos y capacidades grupales e individuales.

Nuestra relación con los miembros de APREMAA es reciente pero desde ya buscamos dar un giro de la desconfianza y resistencia para pasar a la confianza, apertura al diálogo y la cooperación para seguir construyendo conocimientos y soluciones. Llegamos desde afuera, desde lejos, como aliens, pero estamos tratando de incorporarnos a esos otros vinculos y otras formas de trabajo, ojala, cada vez mas humanas.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.