Blog de Voluntario: Erin Engbeck

Me llamo Erin Engbeck y he sido voluntario con Conservación Osa por 4 ½ meses como Asistente de Investigación en el Campo con el programa de Ríos Saludables de Osa. Durante mi tiempo aquí, he coleccionado datos de referencia a lo largo de la Peninsula de Osa y he tenido la maravillosa oportunidad de trabajar directamente con la comunidad a través de talleres y eventos comunitarios. Nuestros talleres tienen como objetivo educar a la comunidad y conseguir que se involucren en futuros esfuerzos de monitoreo. En febrero, llevamos al programa de Ríos Saludables al camino a San Josecito, una comunidad pequeña cerca de Uvita, Costa Rica. La comunidad estaba muy receptiva y feliz de unirse a nuestro taller porque se preocupan de que algunos individuos hayan envenenado sus arroyos para poder cosechar camarones, lo cual tendría un impacto en la calidad de su agua potable y su salud. Durante nuestra primera estadía, nos dedicamos a la comunidad en técnicas y métodos para tomar muestras de agua y al final les dejamos con una mochila llena de suministros para que puedan continuar el monitoreo independientemente. El 28 de marzo, el programa de Ríos Saludables volvió a San Josecito con la ayuda de Alejandro Muñoz y Ronny Arava de la Universidad de Costa Rica para un taller de seguimiento, en el cual pudimos verificar el progreso de los esfuerzos de monitoreo de la comunidad.

La segunda vez fue tan interesante como la primera, todos los ciudadanos estaban extremadamente interesados en comprobar la calidad del agua, especialmente ya que algunos individuos se habían visto recién cosechando camarones en uno de los arroyos.  El día empezó alrededor de mediodía en el Río Morete, repasado todos los diferentes métodos de comprobar la calidad del río. La comunidad nos guiaba por los pasos de sacar muestras visuales, químicas, de bacterias y de la macrobiología. En la primera mitad del taller, nos dividimos en grupos de dos y coleccionamos datos sobre la química y las bacterias. Esto incluye pruebas para los nitratos y nitritos, oxígeno disuelto, turbiedad, alcalinidad, pH, temperatura, conductividad, y E.coli. Tras sacar muestras químicas y de bacterias, pasamos a los macroinvertebrados.  Esto, sin duda, es la actividad preferida de todos. Digo, ¿que podría ser más divertido que jugar en el agua y sacar muestras de insectos acuáticos? Los macroinvertebrados no son solamente divertidos de buscar pero también son importantes indicadores de la calidad del agua, esto porque algunos solo pueden sobrevivir en agua con temperaturas y químicas específicas y son muy sensibles a los cambios de estos factores. La comunidad de San Josecito estaba muy feliz de saber que tienen alta calidad de agua basada en el Índice de Monitoreo Biológico de Costa Rica (BMWP-CR). Este índice asigna puntuación basada de las diferentes familias de macroinvertebrados y permite que el usario enumere la puntuación y clasifique el arroyo basado en la presencia total de las diferentes familias de macroinvertebrados. En el futuro, el programa de Ríos Saludables planea volver a San Josecito para verificar el progreso de sus esfuerzos de monitoreo y trabajar directamente con las escuelas con la esperanza de involucrar y educar a la siguiente generación.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.