Ver polillas en una nueva luz

Escrito por: David G Larson, Augustana Campus, Universidad de Alberta, Canadá
Fotos por: DG Larson

Se cree que más de 6,000 especies de polillas se encuentran en Costa Rica, y unos cientos de esas especies de polillas se encuentran en los bosques tropicales húmedos de Conservación Osa. Micro insectos, especialmente micro polillas con longitudes de ala de menos de 1cm, llenan el aire justo después del atardecer y son muchas veces el blanco de los murciélagos insectívoros de la noche temprana. Macro polillas con una longitud de ala de 1-15 cm suelen ser más activos más tarde en la noche. La variedad de forma, color, y marcas de las alas anteriores y posteriores de las polillas son tan espectaculares como sus parientes cercanos, las mariposas. Así que las polillas recompensan la exploración nocturnal de su biodiversidad con sorpresas interminables.

Algunos ejemplos de esta diversidad en mediados de febrero tomados de los senderos cerca de la Estación Piro confirman esto.

Monitoreando que polillas receptivas a la luz están presentes en hábitats específicos usando telas iluminadas con luz ultravioleta y cameras digitales es bastante factible hoy en día. Fotos de polillas con una resolución significante que se puede compartir electrónicamente combinado con la disponibilidad de fotos de polillas, y la ayuda con la identificación e información en línea, son puntos claves para empezar. Debido a que la forma, color y marcas de muchas especies de polillas son únicas, la identificación al nivel de familia, género o incluso especie es realista para especies indicadoras.  Además, los requisitos alimenticios de las orugas y los adultos son frecuentemente limitados a una familia o inclusive una especie de planta, resultando éste en un grupo efectivo para el monitoreo de la salud, diversidad e integridad de las comunidades de plantas.

Con esto en mente, los estudios tropicales del campo llevado al cabo por Conservación Osa en la Estación Piro a mediados de febrero en 2012-15 por la facultad y estudiantes de la Universidad de Alberta Augustana Campus, Canadá, incluyó la compilación de fotos de las macro polillas llegando a las telas iluminadas con luz ultravioleta. El muestreo de un lugar diferente cada noche en el bosque tropical húmedo primario, secundario y  fluvial por los senderos alrededor de la Estación Piro por seis a diez noches en cada uno de los cuatro años resultó en 577 fotos de al menos 239 especies de macro polillas.

Más de un 80% de las fotos eran las únicas de algunas especies durante los cuatro periodos de muestreo a mediados de febrero, y en el periodo de muestreo del 2015, 50 de las 52 nuevas especies contaban con una sola foto. Además, no se encontraron más de cinco especies varias veces durante los cuatro periodos de muestreo. Mientras el alto porcentaje de especies únicas en los cuatro muestreos de febrero es probablemente a causa del uso de una fuente débil de 15 watts de luz ultravioleta para asegurar una representación de polillas de un hábitat específico, la curva de acumulación de las especies de polillas cerca de la Estación de Piro de Conservación Osa a mediados de febrero no se ha nivelado aún. Basado en estos datos, yo predigo que existen al menos 300 especies de macro polillas receptivas a la luz en los habitats del bosque cerca de la estación a mediados de febrero.

El objetivo de este estudio fue hacer disponibles datos de referencia sobre las especies de macro polillas presentes en el bosque alrededor de la Estación Piro a mediados de febrero para los programas de ciencia y educación de Conservación Osa y también contribuir lo que ya es conocido sobre la biodiversidad de las polillas de Costa Rica. A esos fines, las fotos de las polillas de la Estación Piro fueron entregadas y aceptadas para publicar como álbum en la sección de polillas del sitio web de la Universidad de Georgia “Descubre la Vida” (discoverlife.org) el cual está compilando una lista de las polillas de Costa Rica. El álbum de las polillas de la Estación Piro se puede encontrar en: http://bit.ly/1aWPSSQ.

Dos polillas encontradas en el muestreo de la Estación Piro del 2015 demuestran algunos detalles adicionales sobre los proyectos de biodiversidad como este.

Primero, hasta la fecha esta polilla en particular de la familia Erebidae no se ha encontrado aún en ninguno de los sitios web de polillas ni tampoco reconocida por alguien viendo la página de observación de polillas en Facebook. Actualmente unos tres cuartos de las polillas de Piro aún quedan sin nombre o con nombre de su familia solamente. Publicando sus fotos en el álbum de “Descubre la Vida” y referencias posteriores a especialistas de familias de polillas pueden resultar en que algunas se nombren.  Sin embargo, el hecho que las fotos están en un álbum de las polillas de Costa Rica por lo menos provee un punto de referencia de lo que está presente alrededor de la Estación Piro a mediados de febrero para cualquier persona que quiere hacer muestreo de seguimiento de polillas en este área.

Segundo, la polilla de arriba es la polilla bruja blanca, Thysania agrippina (Crawer 1776) [24.0 cm entre las puntas alares], también de la familia Erebidae, llegó en febrero del 2015 a nuestra hoja de muestreo en la unión del sendero Ajo y el sendero interpretativo en el bosque maduro primario al norte y en la pendiente ascendente de la estación Piro. La información en línea sobre esta polilla declara que, usando el parámetro de las puntas alares, un espécimen de 30 cm de esta especie de Brasil se considera la polilla más grande del mundo y que T. agrippina es considerada ser una polilla poco común en el rango de Brasil hasta el sur de Texas en donde ha sido reportado.

Para mí, estas dos polillas de la familia Erebidae fortalecen algunos puntos claves sobre el muestreo de la biodiversidad. Lo primero es que las polillas son un componente de la biodiversidad en gran parte desconocido para la mayoría de las personas, pero una vez que se haya visto, fácilmente capturan el interés de la gente. Lo segundo es, nunca puedes predecir que se encontrará en el siguiente muestreo porque siempre están presentes nuevas polillas. Lo tercero: que el periodo de muestreo no termine demasiado rápido – después de cuatro temporadas y 39 telas de muestreo, apareció la polilla bruja blanca y abrió nuevos horizontes para la lista de polillas que quiero observar!

Por estas dos polillas y todas las demás en el álbum de “Descubre la Vida”, estoy muy agradecido con Conservación Osa y todo el personal de la Estación Piro por la oportunidad de explorar la biodiversidad de las polillas en las pendientes del Pacífico de la Península de Osa a través de los últimos cuatro años y poder traer a nuestros estudiantes para que puedan también experimentar todo lo que es este sitio!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.