Blog de Voluntario: William Cliento

Pocas sensaciones son lo suficientemente fuertes como para dejar una impresión. Una marcha por la playa Pejeperro a las 3 de la madrugada es una de ellas. Plancton fosforescente se iluminan con cada paso, reflejando la Vía Láctea arriba. A veces, el aire del mar es tan espeso con la neblina, que se siente que uno respira bajo agua.  Una luz rojas se puede usar de vez en cuando, pero normalmente se evita para minimizar la interferencia con las tortugas. Con el tiempo, la playa se convierte en un túnel largo de sonidos y olores, interrumpido por pequeños fragmentos de luz.

 

Cada día voluntarios patrullan las playas cerca de la Estación Biológica Piro en en las primeras horas, buscando signos de tortugas llegando a la costa para anidar. Estas patrullas forma parte de un programa grande de recolección de datos y conservación cuyo fin es restaurar poblaciones de tortugas marinas en el área. Tuve la suerte de pasar cinco semanas de voluntariado con este programa. Durante mi estadía, mi trabajo se dividía entre mis responsabilidades con el programa de tortugas y un rango de otros proyectos – científicos y prácticos – que se estaban realizando en la estación. Algunos días estaría ayudando a ordeñar las vacas y plantar nuevos cultivos en la finca sostenible, otros días, estaría registrando las huellas de diferentes animals por los costados de los ríos para ayudar el programa de gatos silvestres. La oportunidad de estar siempre aprendiendo y explorando los campos de personas apasionadas fue un inmenso privilegio. Aunque el trabajo fue a veces desafiante, siempre fue fascinante.

 

Aún por la luz de las estrellas, las huellas de las tortugas son fáciles de identificar – especialmente si la marea está baja. Aparecen como grandes líneas negras en la arena, gradualmente revelándose como huellas de entrada y salida mientras uno se acerca. Un vistazo rápido determina la especie de la tortuga – si las aletas dejan raspaduras asimétricas o crestas simétricas –  lo cual se nota con un rango de observaciones sobre que hizo la tortuga durante su salida del agua. Los voluntarios siguen caminando después, buscando el siguiente signo.

 

Observaciones sobre la vida en la Península de Osa:

  1. Los pelícanos surfean el aire encima de las olas para ayudarles a llegar más lejos.
  2. La ventilación y privacidad acústica son mutuamente excluyentes.
  3. A los monos araña no les gusta que esté alguien debajo de ellos.
  4. Los monos araña tiene puntería excelente.
  5. Es mejor no estar debajo de los monos araña.
  6. Los cangrejos ermitaños salen de su cáscara si uno le sopla.
  7. A las nutrias del río les gusta demostrar su excremento.
  8. A los escorpiones les gusta vivir en toallas.
  9. A los escorpiones les gusta también vivir en la ropa.
  10. Hormigas cortadoras de hojas buscan hojas, pero también aceptan sandalias.
  11. Los huevos de las tortugas se pueden dañar con un cambio en su orientación.
  12. Las luciérnagas brillan verde y naranja.
  13. La rana Leptodactylus pentadactylus grita cuando se siente amenazada
  14. Los coatis se olviden de Usted si es que deja de moverse.
  15. Los ojos de las chotacabras brillan tan fuertes que casi nunca se ve su cuerpo.
  16. No se puede confirmar que las chotacabras no son simplemente un par de puntos anaranjados luminiscentes.
  17. Los armadillos construyen techos cóncavos para acomodar su armadura.
  18. Los machos de las lagartijas anolis muestran la solapa de su cuello si se le pone un espejo en frente.
  19. Si ve otra persona por el camino, Usted debe saludarle.
  20. Hay más de una forma de comer un coco.
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.