“Ha nacido una herpetóloga”

Blog por Marina Garrido, coordinadora programa de herpetología

Hace 2 años y medio, comenzaban mis andanzas por Osa Conservation. Comencé como llegan muchos a Conservación Osa, como RFA del programa de tortugas. Cinco meses junto a Manual Sánchez, anterior coordinador del programa, me valieron para enamorarme de Osa y descubrir parte de sus secretos gracias a Manuel. Uno de ellos fue la rana venenosa del Golfo Dulce.

Tras estos 5 meses, entré al programa de Restauración para monitorear el crecimiento de los árboles sembrados ese año y para comenzar también el monitoreo de anfibios en estas parcelas de restauración. En las mañanas y las tardes, Agustín Mendoza, Ruth Pillco y Marvin Sánchez me enseñaban sobre los árboles del bosque y me contaban todos sus secretos. En las noches salía, foco en mano, en busca de ranas y sapos por los mismos lugares que había andado esa misma mañana.

Figura 1. Marina Garrido junto con voluntarios en las percelas de restauración. Foto: Karl Uhlig

Poco después fue que Andy Whitworth me animó a crear un proyecto con la rana del Golfo Dulce, aprovechando mi nueva pasión por las ranas y mi conocimiento con las técnicas de telemetría. Fue un duro camino. Escribir una propuesta no pareció tan duro cuando llegó el momento de buscar fondos. Alongside Wildlife Foundation fue mi primera beca. El pequeño gran salto que comenzó todo. Gracias a eso fue posible realizar un estudio piloto en mayo-julio 2018. Pero esos fondos no eran suficientes para crear un proyecto. Pero fue en septiembre, cuando cambió todo. Un correo de Amphibian Conservation Fund (Stiftung Artenschutz), hizo que se tornase la partida. Por fin podía empezar un proyecto. Poco después, junto a Michelle Monge, conseguimos una beca con Rufford Foundation. Ya estaba todo listo para empezar!

Con el objetivo de dar a conocer la importancia de la rana y la urgencia de juntarnos todos para cuidar los anfibios de Osa, pasé los primeros meses de 2019 recorriendo comunidades a lo largo de toda su distribución, realizando talleres y muestreos en busca de la rana. Enseñándo a la gente a usar iNaturalist, hizo más sencillo el poder informarnos entre todos nosotros sobre las nuevas poblaciones encontradas. Cuando empezó el proyecto había 40 observaciones de Phyllobates vittatus en iNaturalist. A día de hoy, la aplicación suma la cantidad de 103 observaciones.

Figura 2. SALVEMOS A LA RANA! Evento desarrollado en Dos Brazos de Río Tigre el pasado 27 de Abril. Foto: Jo De Pauw

Al llegar mayo, tocó ponerse manos a la obra y salir al bosque, esta vez, para ampliar nuestro conocimiento sobre la ecología básica de la especie. Comenzamos usando telemetría VHF, tras varios intentos, conseguí dar con el mejor modo de colocar los pequeños transmisores a las ranas, sin afectarles a su comportamiento ni hacerles daño alguno. Lamentablemente, la felicidad duró poco. Los transmisores fallaron, y tuve que cambiar a una tecnología llamada Harmonic Direction Finder. Unos transmisores aún más ligeros, lo que incluso mejoraron aún más el estudio. En total, conseguí seguir a 21 individuos a través del bosque y descubrir parte de sus secretos. Tras tantos meses trabajando con esta pequeña rana, aún no dejo de maravillarme con ella y no me deja, si no aún más dudas sobre su comportamiento.

Figura 3. Marina Garrido  sosteniendo una rana Golfo Dulce (Phyllobates vittatus) cargando un radiotransmisor. 

 

Tras el fin de mi trabajo de campo con este proyecto, me toca partir y decirle hasta pronto a la familia de CO y a esta pequeña amiga. Mirando atrás me doy cuenta que no tengo sino agradecimiento por cada persona que he conocido en este lugar así como un amor infinito por este bosque al que puedo llamar hogar. ¡Nos vemos pronto junto a más amantes de las ranas para descubrir más secretos de esta pequeña y escurridiza amiga!

¡PURA VIDA!

Osa Conservation
[email protected]
No Comments

Post A Comment