La selva de la Península de Osa, el mejor salón de clases

Blog por María José Álvarez, estudiante del curso de Liderazgo en Conservación

Cuando empecé el curso de Ecología Tropical y Liderazgo en Conservación me ilusionaba que iba a poder aprender y compartir conocimientos con expertos en temas de conservación, lo cual terminó siendo mucho más enriquecedor de lo que yo esperaba. Gracias a los profesores aprendí acerca de estrategias para investigar cómo cambia la distribución de especies mediante técnicas in situ como el uso de cámaras trampa y de una forma remota como con el uso de drones aéreos. Además, aprendí invaluables lecciones sobre cómo divulgar la ciencia a muchos grupos diferentes de personas: ya fuera educando niños con el juego, compartiendo investigaciones a través de los medios de comunicación y tocando el corazón de las personas para que apoyen mis investigaciones. Todos aspectos esenciales para conservar los recursos invaluables de la naturaleza y así la prosperidad de la especie humana.

Aprendiendo a utilizar equipo para monitoreo y turismo de aves con el Dr. Alan F. Poole. Foto: Keylin Castro.

Aprendiendo a volar drones para monitorear cambios en la cobertura boscosa con la Dra. Claire Burke. Foto: Eblim Pereira.

No sólo aprendí de los profesores, mis compañeros también me enseñaron muchísimo cada día. Pude conocer sobre su experiencia como biólogos jóvenes y apasionados que incursionan poco a poco en la conservación. Su empeño y dedicación me inspiró y me inspira a mejorar cada día más, a no rendirme y a seguir adelante a pesar de las dificultades que vengan a mí camino. Sé que en ellos tengo aliados invaluables para mí futuro profesional y espero poder contar con su experiencia para que podamos hacer de Costa Rica un país prospero al proteger la naturaleza.

Foto grupal con mis compañeros del curso de Ecología Tropical y Liderazgo en Conservación. Foto: Nina Cordero.

A fin de cuentas, aprendí mil y una lecciones invaluables de cada una de las personas que vivián o visitaban la Estación Biológica Piro. Esta resultó ser el punto de encuentro de conservacionistas que tratan de resolver problemas complejísimos para la conservación a nivel mundial. Muchos de ellos son personas apasionadas por su trabajo y anuentes a compartir el conocimiento con aquellos que también quieren avanzar en la conservación. Definitivamente Osa Conservación es un líder en conservación no sólo por su propio trabajo si no por todas las alianzas que ha creado alrededor del mundo; incluidas las que consiguió abriendo sus puertas a jóvenes conservacionistas como yo y el resto de mis compañeros.

Estudiando las abejas de la Península de Osa con Siam McGuinness, una pasante en Osa Conservation. Foto: Marvin López.

Intern Osa Conservation
[email protected]
No Comments

Post A Comment